Scroll to top

Los accidentes de tráfico son una de las primeras causas de mortalidad y de lesiones en nuestro país, especialmente entre la población más joven.  Con el fin de aportar recomendaciones e identificar los comportamientos inseguros que cometemos durante la conducción, el pasado 3 de mayo, Miguel Ángel, uno de nuestros profesores PitLane, impartió en las oficinas de Activa Mutua en Madrid, un curso de “Seguridad Vial para conductores”.

En este primer artículo vamos a resumir los factores de riesgo que aumentan la probabilidad de que ocurra un accidente; en las próximas semanas analizaremos cómo tener una conducción preventiva y eficiente mediante el control de la velocidad, la distancia de reacción y de frenado y las maniobras en la conducción.

Muchas veces el exceso de confianza en nuestras posibilidades y en las de nuestro vehículo es causa de numerosos siniestros. Debemos conducir de forma que podamos evitar y eludir un accidente por la incorrección que produzca otro conductor, teniendo en cuenta los factores de riesgo que se nos presentan al conducir.

Seguridad

El primero de ellos, el factor humano: No consumir alcohol, ni drogas (cocaína, cannabis, anfetaminas, éxtasis, LSD) si se va a conducir.
Si tomamos medicamentos, debemos conocer los efectos secundarios de los fármacos que estamos ingiriendo, pues muchos pueden afectar a nuestra capacidad de concentración y por tanto a la conducción.
Si estamos emocionalmente alterados (estrés, depresión…) debemos evitar, en la medida de lo posible, conducir, y si no queda más remedio, extremar la precaución con tolerancia y respeto.
No conducir si estamos cansados (la fatiga y la somnolencia causan entre el 15% y el 30% de los accidentes) y por supuesto, no distraernos con el navegador, el móvil, el tabaco, insectos, música o con la conversación con los ocupantes del vehículo.

El segundo factor de riesgo: El mal estado de la vía (su diseño defectuoso, la escasa iluminación, las superficies en mal estado…) y las condiciones atmosféricas desfavorables a la conducción. Tenemos que evitar conducir o extremar las precauciones en función de las situaciones de visibilidad o tráfico, encender las luces de cruce para mejorar la visibilidad (no utilizar las luces largas, pues en caso de niebla, ésta provoca un efecto espejo), aumentar la distancia de seguridad y maximizar la atención en caso de hielo, nieve, lluvia, niebla, viento y excesivo sol de cara.
Si estamos en una vía inundada debemos controlar el movimiento del vehículo y del motor por medio del embrague, circular muy despacio, porque si el agua sobrepasa la altura de los tapacubos y penetra en el sistema de frenos, desaparece la fricción para la frenada.

El tercer factor, el vehículo: La periódica revisión del alumbrado, los neumáticos, los frenos, la suspensión, la dirección y otros avances tecnológicos van a mejorar su seguridad activa.
Mantener los elementos de seguridad pasiva en buen estado reduce las consecuencias durante y tras el accidente.  Debemos hacer un uso adecuado del cinturón de seguridad, el apoyacabezas, los dispositivos de retención infantil y, si vamos en moto, siempre con el casco homologado.

Ante una situación imprevista, como el reventón de una rueda, nunca pisemos el freno, sujetemos el volante con firmeza para mantener la dirección hasta encontrar un lugar seguro en el que podamos parar. Hay que procurar dejar el coche en el arcén, fuera de la calzada; señalizar nuestra posición; encender las luces de emergencia; ponernos el chaleco reflectante antes de bajar del vehículo y colocar los triángulos reflectantes en la carretera.

Hasta aquí nuestro primer post. Esperamos que os haya gustado y sobre todo, que os sea de utilidad. Si es así dar a “me gusta”. Estaremos atentos a vuestros comentarios.

Comentarios para este artículo (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

De acuerdo con lo establecido por REGLAMENTO (UE) 2016/679 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, le informamos que sus datos están incorporados en un fichero del que es titular AUTOESCUELA PITLANE con la finalidad de procesar su comentario, así como enviarle posibles comunicaciones comerciales sobre nuestros permisos de conducir.
Asimismo, le informamos de la posibilidad de ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, supresión, limitación y portabilidad de sus datos en el domicilio fiscal de AUTOESCUELA PIT LANE sito en C/ Charcón, 14. 28013 El Boalo - Madrid.
Si usted no desea recibir nuestra información, póngase en contacto con nosotros enviando un correo electrónico a la siguiente dirección: marialara@autoescuelapitlane.com.