Scroll to top

Según la legislación de seguridad vial las vías se dividen en interurbanas, urbanas y travesías, su diferenciación se basa en la existencia de edificios en el espacio por el que transcurren y en la implantación de señalización al respecto.

En otras palabras: una travesía es un tramo de carretera que trascurre por un poblado, un espacio entre carretera y calle con tráfico urbano e interurbano.

En el Reglamento General de Circulación las travesías se asimilan a las vías urbanas con respecto a los límites de velocidad.

Pero no todas las travesías son iguales y circular por algunas de ellas, puede resultar peligroso si no se cumplen las limitaciones de velocidad de 50 km/h e incluso inferior, si la travesía es especialmente peligrosa y así lo ha acordado la autoridad municipal con el titular de la vía.

Una de las señales que nos indica que nos acercamos a una travesía es la señal que indica la entrada a un poblado. Ésta debe llevar el nombre del poblado o el símbolo de la silueta de un poblado o ambos.

Sin embargo, muchos tramos de carreteras que transcurren por “poblados” o “poblaciones” no están señalizados como travesías o no lo están de modo completo.

A veces sucede que la distancia entre la señal y el espacio urbano es variada; hay poblaciones en las que la señal de poblado se sitúa a centenares de metros de las primeras edificaciones y, otras, en las que se coloca junto a la primera edificación del núcleo urbano o en la proximidad de algún elemento de moderación del comportamiento de los conductores, como reductores de velocidad o rotondas.

Esta variedad puede generar confusión a los conductores.

En travesías de más de un kilómetro rectas, sin elementos ni bandas transversales de alerta ni sistemas de control de velocidad, es probable ver a conductores que no respetan los límites de velocidad, a veces por el apremio de algún conductor que quiera adelantar y la travesía solo tenga un carril.

Recuerda que al circular por travesías puedes usar el carril que quieras y al adelantar, si la travesía es de dos carriles para el mismo sentido, puedes adelantar por la derecha sin problema.

Es importantísimo respetar los pasos de peatones y no poner en peligro a los viandantes.

En una intersección asegúrate de ceder el paso si no tienes prioridad. Presta mucha atención a las señales tanto verticales como horizontales.

Evita deslumbramientos utilizando siempre las luces cortas por las travesías.

Si tienes que parar, recuerda que puedes hacerlo lo más cerca del borde derecho, si la travesía tiene varios carriles; pero también en el izquierdo si sólo tiene un carril.

Hace unos meses la Dirección General de Tráfico diseñó un plan de seguridad específico para travesías peligrosas conocido como Estrategia T” que apuesta por rediseñar las travesías utilizando por ejemplo adoquines ocres y rugosos para señalizar la travesía, dando prioridad a lo peatones frente a los automóviles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

De acuerdo con lo establecido por REGLAMENTO (UE) 2016/679 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, le informamos que sus datos están incorporados en un fichero del que es titular AUTOESCUELA PITLANE con la finalidad de procesar su comentario, así como enviarle posibles comunicaciones comerciales sobre nuestros permisos de conducir.
Asimismo, le informamos de la posibilidad de ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, supresión, limitación y portabilidad de sus datos en el domicilio fiscal de AUTOESCUELA PIT LANE sito en C/ Charcón, 14. 28013 El Boalo - Madrid.
Si usted no desea recibir nuestra información, póngase en contacto con nosotros enviando un correo electrónico a la siguiente dirección: marialara@autoescuelapitlane.com.