Scroll to top

Ahora que estamos preparando la cena de Noche Vieja, las uvas, nuestra lista de deseos para el 2017… seguro que muchos de vosotros estáis pensando que queréis sacaros el carné de conducir. Pero para aprobar el examen tenéis que ir bien preparados y demostrar al examinador que sabéis conducir con seguridad, respetando en todo momento las normas de circulación. En el artículo de esta semana os damos algunas recomendaciones para presentaros con seguridad al examen y aprobarlo a la primera.

carnetdeconducirPara sacarte el carné de conducir, sea de coche o de moto, debes demostrar que no eres un peligro en la carretera, ni para ti ni para los demás, y conducir con cierta soltura y seguridad; para eso, tienes que estar bien preparado y aprovechar todas las clases prácticas, prestando atención, teniendo una actitud positiva hacia la norma y hacia lo que estás aprendiendo, intentando no volver a cometer los mismos errores una y otra vez.

El número de clases prácticas que son necesarias para ti dependen de tu grado de habilidad, actitud y responsabilidad. No te compares con nadie e intenta aprovechar las clases al máximo, sobre todo, las que realizamos para que conozcáis bien las zonas donde se realizan los exámenes. Conocer los posibles circuitos, así como lo que se espera del alumno cuando se examina, te dará cierta seguridad que te ayudará a controlar los nervios, durante los 25 minutos de circulación real que suele durar el examen práctico (como norma general el examinador agotará el tiempo designado para el ejercicio, salvo en aquellos casos en que se vea obligado a interrumpirla o alargarla por necesidad).

A continuación, vamos a darte algunos consejos para afrontar el examen con menos miedos y aprobarlo:

Cuando entre el examinador en el coche, procura no juzgarle, ni pensar que es un ogro que va a pillarte. Piensa que sólo es un funcionario que va a comprobar que eres apto para conducir sin poner en peligro tu vida ni la de nadie.
El examinador va identificado mediante un credencial visible y después de presentarse procederá a tu identificación mediante el DNI.
A continuación, te dará una breve explicación sobre el recorrido y las normas a seguir tanto en la fase de conducción autónoma (que es en la que vas a conducir sin que las instrucciones del examinador interfieran en la toma de decisiones, sólo respetando las señales y las normas de circulación) como en la fase de conducción dirigida.

El objetivo de la conducción autónoma es lograr tu tranquilidad durante el examen, darte mayor seguridad y poner de manifiesto que puedes tomar decisiones personales que permitan desplazarte; con ello, el examinador puede evaluar, tus habilidades y conocimientos al conducir, de forma más real y auténtica: valorando la capacidad de observación de la señalización existente, tu adaptación al tráfico, tu disposición para tomar decisiones ante los problemas del tráfico, tu percepción del entorno y la seguridad que trasmites al conducir. La conducción autónoma la realizarás durante los primeros diez minutos de tu examen de coche o moto. El resto del tiempo llevarás una conducción dirigida en la que el examinador te dará las indicaciones a seguir con la antelación suficiente para que puedas hacerlas.

El examen de circulación empieza con el apartado de comprobaciones previas. El examinador antes de iniciar el examen te pedirá que verifiques el funcionamiento de los indicadores de dirección, el estado de algún neumático (obviamente, desde fuera del coche), los niveles de algunos líquidos, los limpiaparabrisas, el claxon…

El siguiente paso es acomodarte en tu asiento del vehículo: cinturón, reposacabezas, colocarte los espejos… Si durante las clases prácticas lo haces siempre en un mismo orden, no te olvidarás de nada el día del examen.

A continuación, antes de arrancar el coche, el examinador anotará la hora de comienzo para que firmes la ficha del examen.

maniobraexamenDurante el examen práctico de coche deberás realizar al mínimo dos maniobras, de las que una al menos incluirá la marcha hacia atrás. Recuerda realizar las maniobras en este orden: Mirar el retrovisor, señalizar y maniobrar.

Recuerda que un STOP es siempre parar completamente. Si no paras y no ves, adelanta un poco y vuélvete a parar, pero no metas el morro demasiado porque no puedes obstaculizar a los vehículos que vienen.
Los Cedas el Paso no son STOP, son paradas dinámicas no son STOP.

Mira a los lados en todas las intersecciones y recuerda que si vienen por la derecha, tú no tienes prioridad.

Antes de frenar mira el retrovisor central para controlar quien te viene por detrás también. Es obligatorio que mires a los retrovisores mientras conduces, el examinador estará comprobando si lo haces o no.

Los cambios de marcha hazlos suaves, de una en una, sin trompicones ni acelerones y sin mirar la palanca de cambios para saber qué marcha llevas. Una vez que hagas el cambio de marcha, las dos manos al volante, nada de dejar apoyada la mano derecha en la palanca. Y no cruces las manos.

pasocebraRespeta los pasos de cebra siempre, si un peatón no quiere pasar que te lo indique cuando estés parado.

Mantén las distancias de seguridad y mucho cuidado con los ciclistas y los autobuses.

Las rotondas procura hacerlas por fuera señalizando la salida con el intermitente. Señaliza, con los intermitentes con tiempo, pero no con demasiada antelación.

Si el examinador te da una instrucción y no le has entendido puedes preguntarle con educación para que te la repita o repetir tú en voz alta las indicaciones que has entendido para asegurarte que la has oído bien. No te pongas nervioso si te saltas un par de indicaciones del examinador, ya cuentan con ello. Eso sí: Cuidado con las indicaciones trampa del tipo “Gire a la derecha en la próxima” y resulta que la próxima es prohibida (obviamente, por esa a la derecha no, por la siguiente que se pueda). Si no te dice nada, sigue de frente.

Respeta los límites de velocidad, pero por autopista o autovía no vayas demasiado lento. Siempre dentro de los límites, pero que el examinador vea que puedes adaptar tu conducción al tipo de vía por la que circulas.

Cuando te cambies de carril sigue la maniobra de seguridad RSM: 1º mira el retrovisor, 2º pon el intermitente y 3º desplázate lateralmente. Puedes hacer un ligero movimiento de cabeza cuando mires el retrovisor.

Si te encuentras con obstáculos en tu carril mira que no venga nadie de cara. Luego empieza a adelantarlos con una distancia de unos 20 metros, pero antes señaliza la maniobra.

Para arrancar en una pendiente ascendente sin que se te cale en coche en las subidas, recuerda lo primero que tienes que hacer es subir el embrague hasta el punto que vibra la palanca de cambios y el volante. Luego suelta el freno y aguantando el embrague empieza a acelerar.

Los errores cometidos durante el desarrollo del examen se evalúan y califican en función de su gravedad. La falta leve es que tiene algún fallo o despiste menor; la falta deficiente es que durante el examen te has liado y has obstaculizado a los demás incumpliendo alguna norma. La falta más grave, la eliminatoria, consiste en que te has puesto en peligro a ti o a los demás incumpliendo una norma grave.
Los 9 errores que harán que suspendas por falta eliminatoria son:
1. Separación lateral. Reducir peligrosamente la distancia lateral con peatones o ciclistas.
2. Velocidad adaptada al tráfico, vía y otras circunstancias. Franquear a velocidad excesiva un paso para peatones, sin que haya visibilidad lateral.
3. Adelantamientos.
4.Observación y valoración. Adelantar en las intersecciones y en sus proximidades a vehículos de más de dos ruedas, sin disponer de la suficiente visibilidad lateral, y sin que haya preferencia de paso expresamente señalizada.
5. Semáforos. No respetar semáforo en intervalo rojo. 
6. Señales verticales. No respetar señal de STOP. No respetar la señal de Ceda el Paso.
7. Señales horizontales. No respetar la inscripción de STOP. No respetar la señal de Ceda el Paso.
8. Poner en peligro la integridad física propia o de los demás usuarios. Esto puede ser por un accidente, por una maniobra mal realizada, por falta de visibilidad o por perder el dominio del vehículo (en el carné de moto: caída de la motocicleta), por tener que haber actuado el profesor con los mandos del vehículo ante un peligro.
9. No seguir las indicaciones del examinador, cuando sea reiterada tal conducta (a la tercera vez).

En definitiva, recuerda aprovechar tus clases prácticas con el profesor para ir con seguridad al examen.

felizano2017

Os deseamos un muy Feliz 2017 plagado de éxitos y… ¡precaución al volante! Os esperamos a todos la semana que viene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

De acuerdo con lo establecido por REGLAMENTO (UE) 2016/679 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, le informamos que sus datos están incorporados en un fichero del que es titular AUTOESCUELA PITLANE con la finalidad de procesar su comentario, así como enviarle posibles comunicaciones comerciales sobre nuestros permisos de conducir.
Asimismo, le informamos de la posibilidad de ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, supresión, limitación y portabilidad de sus datos en el domicilio fiscal de AUTOESCUELA PIT LANE sito en C/ Charcón, 14. 28013 El Boalo - Madrid.
Si usted no desea recibir nuestra información, póngase en contacto con nosotros enviando un correo electrónico a la siguiente dirección: marialara@autoescuelapitlane.com.