Scroll to top

Hoy se clausura la Cumbre del Clima y parece que no va a ver acuerdo entre los 200 países que han participado en la cumbre sobre el control en la emisión de dióxido de carbono.

Si no tienes un vehículo eléctrico, una forma de contribuir a reducir estos gases es mantener en buen estado tu coche y llevar una conducción eficiente para reducir las emisiones de CO2.

Para llevar una conducción eficiente es muy importante cambiar correctamente de marchas. ¿Pero cuándo y cómo cambiar hacerlo? Desde autoescuela Pit Lane, en El Boalo, te lo contamos.

El cambio de marchas depende de si se trata de un motor diésel o gasolina y de la cilindrada del motor de nuestro vehículo.

Para conducir de forma eficiente debes circular al mínimo de revoluciones que permita cada marcha, teniendo en cuenta el estado de la vía y la seguridad vial en ese momento.

Si tu coche es diésel el cambio de marcha debe realizarse entre 1.500 y 2.000 revoluciones por minuto.

Si es de gasolina debes revolucionarlo más, entre 2.000 y 2.500 revoluciones por minuto para que no se ahogue el motor.

Primero, arranca el motor sin pisar el acelerador. Si tu coche es gasolina inicia la marcha nada más arrancar, pero si es diésel, es recomendable esperar unos segundos antes de comenzar a andar.

Al arrancar debes meter la primera que es la marcha que transmite más fuerza al motor y trascurrido unos pocos metros, unos seis, o un par de segundos, debes escuchar el ruido del motor porque te pedirá cambiar a segunda.

Al emprender la marcha hay que evitar acelerones y pisar el pedal de forma progresiva y suave e ir subiendo a marchas largas en cuanto podamos.

Intenta buscar fluidez en la circulación, manteniendo una adecuada distancia de seguridad que te permita ver tres vehículos por delante.

Anticípate en las maniobras para evitar frenazos, pisa el pedal del freno suavemente.

No des acelerones y ni hagas cambios de marchas no necesarios.

Con la marcha puesta levanta el pie del acelerador y deja rodar el coche.

Si tienes que detener el coche, siempre que tengas espacio y la velocidad te lo permita, frena sin pasar por cada marcha.

Si vas a parar más de un minuto es mejor apagar el motor.

En carretera es recomendable circular siempre y cuando la circulación lo permita con las velocidades más largas. No siempre es necesario pasar por la cuarta para subir a la quinta, si la “saltas” ahorrarás combustible.

Si el motor supera las 2.000 revoluciones circula en tercera (recomendable a partir de unos 30 km/hora), si no mejor en segunda.

Según la velocidad mete la cuarta marcha a partir de los 40 km/hora y por encima de los 50 km/hora, la quinta.

Acelera suavemente tras la realización del cambio.

El consumo de carburante aumenta en función de la velocidad al cuadrado. Esto es: Si pasas de 100 a 120 km/hora pasaremos de un consumo de 8 litros a 11,5 litros a los 100 km.

Consumirás menos y estarás contribuyendo en la protección del medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

De acuerdo con lo establecido por REGLAMENTO (UE) 2016/679 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, le informamos que sus datos están incorporados en un fichero del que es titular AUTOESCUELA PITLANE con la finalidad de procesar su comentario, así como enviarle posibles comunicaciones comerciales sobre nuestros permisos de conducir.
Asimismo, le informamos de la posibilidad de ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, supresión, limitación y portabilidad de sus datos en el domicilio fiscal de AUTOESCUELA PIT LANE sito en C/ Charcón, 14. 28013 El Boalo - Madrid.
Si usted no desea recibir nuestra información, póngase en contacto con nosotros enviando un correo electrónico a la siguiente dirección: marialara@autoescuelapitlane.com.