Scroll to top

Cuando nos sacamos el carné de conducir somos conductores noveles, tras dos años perdemos el apelativo de “novel” y ya nos podemos considerar conductores “experimentados”. Pero nuestro carácter, nuestro estado emocional, e incluso, la situación personal que estemos viviendo, pueden afectar a nuestra forma de conducir.

Son muchas las webs en las que nos catalogan por este motivo; algunas, con expresiones muy variopintas. Hoy vamos a recopilar muchas de ellas y esperamos que nos comentéis si vosotros os identificáis con alguna otra.

Según varias clasificaciones los conductores podemos ser: normales o tranquilos, compulsivos, agresivos, pasivos, débiles, despistados, kamikazes, abuelos, los fittipaldis, los repartidores, los canis y las chonis, los virtuosos, los de extrema izquierda y los cómodos.

conductora Bajo la calificación de “normal” nos encontramos la mayoría de los conductores, los que somos tranquilos e intentamos respetar las normas.

A los compulsivos se les reconoce por su impaciencia, son los típicos que tras ponerse el semáforo en verde pitan al que tienen delante como si le fuera la vida en emprender la marcha rápidamente.

Los conductores agresivos son los que circulan a gran velocidad. Al mínimo problema se ponen a gritar y a soltar improperios. Destacan por sus continuos cambios de carril buscando circular más rápido y por no respetar la distancia de seguridad al intentar adelantar.

Una versión de estos son los conductores fantasmas, los que en cuestión de segundos aparecen de la nada pegados a la parte trasera de tu coche.

Justo lo contrario, son los conductores pasivos, circulan con mucha precaución, buscando la seguridad en todo momento, sin percatarse de que su lentitud puede ser peligrosa para el resto de conductores.

conductor inseguroPara los conductores débiles ponerse al volante supone armarse de valor porque son bastante inseguros y esa inseguridad puede resultar peligrosa para el resto, por ejemplo, al dudar al incorporarse a una vía o a hacer cedas el paso como stop, sin motivo y ceder a todo el mundo el paso.

Los conductores despistados suelen distraerse con cualquier objeto de la vía o del interior del vehículo: manipular la radio, el GPS o el móvil. El cansancio o la falta de sueño también puede afectar a nuestra falta de concentración y que nos despistemos.

Los kamikazes son conductores agresivos y pueden ser: desequilibrados, con problemas de comportamiento que disfrutan viendo cómo otros conductores lo pasan mal por su culpa; violentos, sólo buscan ser líderes de un grupo; resentidos, consigo mismo y con la sociedad en general; toxicómanos, son kamikazes a causa del alcohol o las drogas; aburridos, por su vida cotidiana, y sólo busque vivir emociones fuertes; suicidas, buscan su muerte y no les importa acabar con la vida de los demás; y también, kamikazes erróneos, por un despiste o una mala señalización.

Los abuelos, son conductores mayores de avanzada edad, con la capacidad de conducir mermada. Suelen ser ir bastante más despacio que la velocidad permitida e interpretar mal las señales de tráfico.

conductor al volanteLos Fittipaldi (por el corredor automovilista brasileño Emerson Fittipaldi). Son conductores de media edad, que viajan en familia, con coches potentes de alta gama y que presumen por llegar a los sitios mucho más rápidos que otros y consumiendo muy poco carburante.

Los repartidores que debido a que deben cumplir unos horarios y repartos muy estrictos, se caracterizan por su conducción temeraria.

Los canis y las chonis, versión masculina y femenina, respectivamente, de un mismo tipo de conductor con coches tuneados y con música ensordecedora mientras apuran al máximo las marchas con acelerones y frenando en el último momento.

Los virtuosos siempre en el carril del centro, despacio o rápido y sin coches en el carril derecho, ellos siempre van por el central y sólo lo abandonan de golpe al llegar su salida.

Los de extrema izquierda son como los anteriores, pero en el carril de la izquierda.

Los cómodos que conducen con el respaldo de su asiento reclinado al máximo y suelen conducir con una sola mano mientras el brazo izquierdo lo apoyan relajadamente en la ventana.

¿Conocéis alguna otra clasificación?

Feliz fin de semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

De acuerdo con lo establecido por REGLAMENTO (UE) 2016/679 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, le informamos que sus datos están incorporados en un fichero del que es titular AUTOESCUELA PITLANE con la finalidad de procesar su comentario, así como enviarle posibles comunicaciones comerciales sobre nuestros permisos de conducir.
Asimismo, le informamos de la posibilidad de ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, supresión, limitación y portabilidad de sus datos en el domicilio fiscal de AUTOESCUELA PIT LANE sito en C/ Charcón, 14. 28013 El Boalo - Madrid.
Si usted no desea recibir nuestra información, póngase en contacto con nosotros enviando un correo electrónico a la siguiente dirección: marialara@autoescuelapitlane.com.