Scroll to top

Seguro que muchos de vosotros tenéis alguna mascota en casa y utilizáis el coche para llevarla al veterinario, a hacer excursiones y/o ir de vacaciones. Es por ello que es muy importante cuidar su seguridad y la vuestra al viajar. Según la normativa de tráfico son mercancías y como tales deben ser atadas, para que no se puedan caer, desplazar o provocar la desestabilización de vuestro vehículo.
En el artículo de esta semana os damos algunos consejos para hacer más seguros y confortables nuestros viajes con nuestros animales de compañía.

el-perro-en-seguridad-vial
Según un estudio de la D.G.T. el 80% de nuestras mascotas viajan en turismos.

Los que más viajan son perros y gatos, y un 50% de los conductores, dueños de dichos animales no conocen la normativa que regula el transporte de mascotas.

Pues bien, según el artículo 18.1 del Reglamento General de Circulación: “El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencias entre el conductor y cualquiera de ellos”.
En caso de tener un accidente a 50 km/hora, el animal multiplica su peso por 35. Y es que en caso de frenazo, no sólo el animal puede golpearse también puede salir despedido y por la inercia, golpearnos a nosotros y hacer peligrar la seguridad del resto de conductores, viajeros o viandantes.

El animal jamás puede ir suelto en el coche, aunque sea en los asientos traseros, o moviéndose encima del conductor, o entre sus pies, o asomándose por la ventanilla, por muy gracioso que nos parezca o pretendamos con ello evitar que se maree. No sólo es muy peligroso, ya que puede distraernos, sino que también es motivo de multa y sanción.

Existen en el mercado diferentes sistemas de retención y seguridad en función del tipo de animal, de su tamaño y de cuántos animales transportamos al mismo tiempo.

Para gatos y para perros pequeños, el más aconsejable es el transportín, lo podemos anclar en el coche o colocar en el suelo de los asientos de detrás, nunca encima de los asientos que pueden salir también despedido, para que no se mueva y evitar que se maree tanto el animal.

Para perros más grandes, podemos optar por las jaulas, de mayor tamaño que los trasportines, o una correa tipo arnés de cinturón de seguridad. Los que solo sujetan al perro por el collar no son nada seguros.

Pueden viajar en el asiento de atrás encima de una manta, para que no se nos manche o estropee la tapicería por el pelo o la baba. Y es que viajar en coche para muchos animales suele ser muy estresante. Pueden sufrir ansiedad, fatiga o nerviosismo. Por eso conviene realizar descansos frecuentes y sacarlos para que le des un poco el aire y que tomen un poco de agua; no conviene que coman hasta llegar a nuestro destino.

También podemos llevarles alguno de sus juguetes o su cojín para que se sienta cómodo y se estrese menos.

perroencocheSi el maletero de nuestro coche es grande y nuestro perro también, lo más recomendable es que lo llevemos allí, separado del habitáculo y del resto de viajeros por una rejilla o red. En este caso también conviene sujetar al animal con el arnés, como si viajara en el asiento posterior, para evitar que se golpee dentro del maletero.

Existen rejillas que compartimentan el espacio del maletero, separando al animal del equipaje, para que no se caigan las maletas encima de él.

Y por último, no debemos dejar encerrada a nuestra mascota en el coche, sobre todo, en verano para evitar los golpes de calor.

Esperamos que, como siempre, estos consejos os sean de utilidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

De acuerdo con lo establecido por REGLAMENTO (UE) 2016/679 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, le informamos que sus datos están incorporados en un fichero del que es titular AUTOESCUELA PITLANE con la finalidad de procesar su comentario, así como enviarle posibles comunicaciones comerciales sobre nuestros permisos de conducir.
Asimismo, le informamos de la posibilidad de ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, supresión, limitación y portabilidad de sus datos en el domicilio fiscal de AUTOESCUELA PIT LANE sito en C/ Charcón, 14. 28013 El Boalo - Madrid.
Si usted no desea recibir nuestra información, póngase en contacto con nosotros enviando un correo electrónico a la siguiente dirección: marialara@autoescuelapitlane.com.

 

Autoescuela Pit Lane
Tu autoescuela en El Boalo