Scroll to top

La semana pasada os dimos algunas recomendaciones para conducir una moto en invierno, con hielo y con aire; pero no son las únicas condiciones climatológicas peligrosas que podemos encontrarnos; por eso, en el artículo de hoy queremos aportar algunos consejos para ir en moto con lluvia y la semana que viene nos centraremos en la niebla y la nieve. Esperamos que os sean de utilidad.

moto-con-lluviaSi ya es complicado conducir un vehículo en días de lluvia, conducir una moto o una motocicleta bajo el agua y con el asfalto mojado, con menor visibilidad, con el suelo deslizante y con la constante sensación de humedad, aún lo es más. Sobre todo, cuando comienza a chispear y el agua ablanda la suciedad del suelo creando una capa muy resbaladiza que puede hacernos caer al menor despiste.

La conducción preventiva es más que necesaria en días como estos. Circularemos siempre con la luz de cruce encendida; a ser posible, protegidos con un traje impermeable con tiras reflectantes que podamos llevar siempre en la moto, para ir preparado cuando lo necesitemos.

La pantalla del casco (en invierno conviene que sea más clara que en verano) conviene dejarla un poco abierta para que entre el aire y no se forme vaho. El “pin-lock” también puede evitarlo; es una pequeña pantalla con un borde de silicona que se pega en la cara interior de la pantalla del casco creando una cámara de aire que evita que se empañe nuestra visión.

Tenemos que estar atentos por si un coche cambia de carril sin intermitente o si hay hojas de árboles mojadas en la calzada o si pasamos sobre una rejilla de ventilación del metro (si las pisamos podemos caernos).

Es más que recomendable doblar la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede, para tener tiempo para reaccionar si tenemos que frenar o esquivar un obstáculo, y para evitar empaparnos con el agua que despide las ruedas del “de delante”.

Debemos conducir suavemente, inclinarnos lo menos posible, para que el neumático contacte bien con el suelo en las zonas trazadas y éste pueda evacuar mejor el agua.

Al frenar tenemos que contener la moto con el freno trasero y después detenerla con el delantero. Nunca frenar en mitad de una curva, es mejor aminorar la velocidad antes de tomarla para evitar parar o cambiar la dirección una vez que estemos dentro de la curva.

Al reanudar la marcha, tras estar detenidos en un semáforo o en un paso para peatones, debemos evitar los acelerones y pisar la pintura blanca plástica que los recubre, patina muchísimo y si la pisamos y encima aceleramos podría hacernos resbalar y caer.

Cuando la lluvia es más intensa, aunque el agarre es más homogéneo, los charcos pueden mojar en exceso los discos de freno y reducir notablemente su capacidad de frenado, y no sólo eso, el calor de los discos, con el agua fría de los charcos, puede hacer que éstos se doblen un poco.

charcos-en-la-carreteraY es que los charcos son un peligro al ir en moto, los pequeños pueden ser profundos, y si nos acercamos a un coche y éste pisa un charco al salpicarnos podemos perder el control de nuestra moto.
Si no nos queda más remedio que atravesar una balsa de agua o un charco en la carretera, hay que hacerlo con la moto en vertical, con mucha precaución, sin pisar el freno y a una velocidad constante. En pleno charco tendremos la sensación de que no pisamos el suelo, pero si no perdemos la calma, no caeremos.

Si perdemos el control en la rueda delantera sufriremos el efecto aguaplaning y caeremos al suelo mojado.

Si nuestra moto lleva un sistema ABS, éste puede evitar que se bloqueen nuestras ruedas en caso de frenada fuerte, enviando una señal automática a la centralita del sistema ABS que reduce la presión realizada sobre los frenos y evitando que nuestra moto patine y se deslice sobre el suelo sin control alguno.

Hasta aquí el post de esta semana, esperamos que os haya gustado. Disfrutad del finde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

De acuerdo con lo establecido por REGLAMENTO (UE) 2016/679 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, le informamos que sus datos están incorporados en un fichero del que es titular AUTOESCUELA PITLANE con la finalidad de procesar su comentario, así como enviarle posibles comunicaciones comerciales sobre nuestros permisos de conducir.
Asimismo, le informamos de la posibilidad de ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, supresión, limitación y portabilidad de sus datos en el domicilio fiscal de AUTOESCUELA PIT LANE sito en C/ Charcón, 14. 28013 El Boalo - Madrid.
Si usted no desea recibir nuestra información, póngase en contacto con nosotros enviando un correo electrónico a la siguiente dirección: marialara@autoescuelapitlane.com.