Scroll to top

¿Habéis visto un anuncio en el que cruzan un padre y su hija por un paso de cebra, y el hombre da las gracias a un conductor por dejarles pasar, a lo que la chica le dice que por qué se lo agradece, si esa es su obligación?…
La educación y el respeto hacia los demás conductores y usuarios de la vía son aptitudes que deberíamos tener siempre al volante, y que también se aprenden en la autoescuela. En el artículo de hoy os damos algunos consejos para tener un comportamiento cortés al conducir.

Normas al volante: No chapotear a peatones.Respetar los pasos de peatones, evitar tocar el claxon, utilizar los intermitentes para señalizar los giros o los cambios de carril, mantener la distancia de seguridad con otros vehículos y bicicletas, no chapotear a los peatones al pasar por un charco, circular por el carril de la derecha y dejar libre los de la izquierda para adelantar… Son obligaciones que, si no se cumplen, a parte del peligro que pueden conllevar, denotan no sólo negligencia, sino también, mala educación.

El estrés, los problemas cotidianos, el tráfico, la vorágine de la ciudad, el ruido… Nos influyen al conducir. Nos pone más irascibles, más impulsivos… Hace que nos impacientemos al tener que esperar en un semáforo a que se ponga verde, al ceder el paso a un autobús que sale de una parada… La impaciencia, se convierte en agresividad y lanzamos improperios por la boca cuando el vehículo de delante tarda mucho en emprender la marcha o cuando un taxista para de repente para recoger a un cliente.

Desde nuestras primeras clases en la autoescuela, debemos practicar mantener la calma al conducir y el respeto por todos los usuarios de la vía.

Al sentarnos al volante y antes de arrancar el coche, hacer unas inspiraciones profundas nos servirá para relajarnos.

Mientras conducimos, si notamos que nos empezamos a poner tensos porque no encontramos dónde aparcar o hay mucho atasco, es recomendable respirar profundamente para calmarnos.

Debemos practicar la empatía, esto es: ponernos en la piel de los demás.
Imaginaros que un conductor realiza un comportamiento peligroso como, por ejemplo, salir de un aparcamiento de forma precipitada, sin ceder el paso. Si nos ponemos a gritarle e insultarle por su acción irrespetuosa y negligente, seguramente le pongamos más nervioso y tenga una conducción más violenta poniéndose en peligro él y al resto de conductores.

Coche circulando por el carril de la izquierdaSi ante ese comportamiento, frenamos y dejamos que pase tomando algo de distancia, no sólo habremos demostrado una actitud cordial, sino que posiblemente estaremos evitando males mayores.

O si el coche de delante va muy despacio, pensad que, a lo mejor, es porque tiene algún problema y el conductor no puede ir más rápido. No te pegues a la parte de atrás porque seguro que le pondrás más nervioso.

Sonríe al conducir, no es que vayas riéndote de todo, pero procura no fruncir el ceño y mantener una expresión relajada y amigable; aunque pueda parecer una tontería, influirá en nuestra actitud al volante.

Da las gracias cuando otro conductor te permita incorporarte a una carretera o te ceda el paso. Agradécele su gesto cordial inclinando la levemente la cabeza hacia delante o levantando la mano.

Hazte responsable de tus actos. Debemos ser en todo momento conscientes de que una conducción temeraria y sin educación puede tener consecuencias funestas.

¿Recordáis el refrán que dice: “Vísteme despacio que tengo prisa”? … No por correr más, vamos a llegar más pronto. Si no respetamos los límites de velocidad, quizás nunca lleguemos.

Feliz fin de semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

De acuerdo con lo establecido por REGLAMENTO (UE) 2016/679 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, le informamos que sus datos están incorporados en un fichero del que es titular AUTOESCUELA PITLANE con la finalidad de procesar su comentario, así como enviarle posibles comunicaciones comerciales sobre nuestros permisos de conducir.
Asimismo, le informamos de la posibilidad de ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, supresión, limitación y portabilidad de sus datos en el domicilio fiscal de AUTOESCUELA PIT LANE sito en C/ Charcón, 14. 28013 El Boalo - Madrid.
Si usted no desea recibir nuestra información, póngase en contacto con nosotros enviando un correo electrónico a la siguiente dirección: marialara@autoescuelapitlane.com.