Scroll to top

Durante el invierno, las inclemencias meteorológicas y la escasez de luz aumentan el riesgo de accidente. Estas últimas semanas cuando bajábamos a Madrid desde la Sierra, era frecuente encontrarnos por la carretera: tramos de sol, nubes e incluso, algunos días, niebla; eso sin contar que llueva o nieve (aunque últimamente, ni lo uno ni lo otro). Durante el viaje podíamos ver coches con las luces encendidas y coches que no las llevaban. Circular sin el alumbrado reglamentario puede suponer unos 200 euros de multa y la retirada de tres puntos del carné de conducir, por eso, esta semana nos ha parecido interesante hablar de cuándo y cómo utilizar las luces para conducir con seguridad.

luces en la carreteraEn invierno, debes revisar que todas las luces y faros funcionen correctamente y estén bien regulados y limpios, sin olvidarte de las luces antiniebla.

Cuando circulamos por una vía urbana, por una carretera convencional o por una autopista o autovía es fundamental ver y ser vistos. Un coche desde una distancia larga se puede confundir fácilmente con el paisaje, pero si lleva encendidas las luces podemos diferenciarlo a bastante distancia; algo verdaderamente útil por ejemplo, a la hora de adelantar en carreteras de doble sentido.

Un vehículo oscuro con las luces encendidas puede ser visto 170 metros antes que uno que no las lleva puestas; es por eso que la DGT aconseja encender la luz diurna o la de cruce durante el día, hacerlo puede reducir en un 10% los fallecidos a causa de accidentes múltiples diurnos en invierno

Desde febrero de 2011, para mejorar la seguridad vial durante el día, es obligatorio que todos los vehículos salgan de fábrica con luz diurna de serie. La única función de las luces diurnas es que se nos vea durante el día desde lejos; pero sólo son delanteras, así que si circulamos por zonas de montaña o por una zona con bastante arboleda y cambios de rasante, es conveniente que encendamos las luces de cruce. Con ellas, el resto de conductores, sobre todo, los que vayan detrás de ti verán nuestra posición, la velocidad y la dirección en la que circulamos.

Lo mismo sucede cuando amanece y cuando se pone el sol. Gracias a las luces de cruce el resto de los conductores podrán ver mejor a qué distancia estás.

Las luces de cruce también se deben conectar en caso de niebla ligera. Cuando la visibilidad empiece a reducirse y la niebla se haga espesa hay que encender la luz de antiniebla trasera, con cuidado de no molestar al resto de conductores porque deslumbra mucho y puede confundirse con la luz de freno. En el momento que se salga de ella hay que desconectarla inmediatamente. El antiniebla trasero debe conectarse también cuando haya lluvia muy fuerte o pasemos por una cortina de humo o polvo.

El uso del antiniebla delantero es opcional, no todos los coches lo tienen. Únicamente puede usarse cuando las condiciones meteorológicas reduzcan la visibilidad. Su uso puede ser combinado con las luces de posición o con las luces de cruce. Una recomendación para reducir los reflejos que provocan las luces de cruce cuando la niebla es muy espesa o nieva mucho es intentar dirigirla hacia el suelo. También se permite su uso de noche en tramos de curvas de vías estrechas -de hasta 6,5 m- aunque no haga mal tiempo.

luces carretera nocheDe noche, cuando circulemos por alguna carretera fuera de un poblado con iluminación insuficiente es obligatorio usar siempre las largas, las luces de carretera, pero con cuidado de no deslumbrar a los vehículos que circulan en dirección contraria, ni al conductor que circule por nuestro carril delante de nosotros. En vías suficientemente iluminadas no es necesario usarlas.

Las luces de posición hay usarlas de noche, en túneles o en tramos de visibilidad reducida, junto con las de cruce. Se activan solas al encender las cortas.

Si nuestro vehículo se para en la calzada o en el arcén debemos dejarlas encendidas junto con las luces intermitentes de emergencia; porque desde lejos puede que el resto de conductores no distingan que lo que señalizan es un coche parado y que probablemente haya gente alrededor de él.

Las luces de emergencia se pueden usar tanto con el coche parado, para señalizar una parada en la vía o en el arcén; o con el coche en movimiento, para avisar de un peligro al resto de vehículos.

Esperamos que estos consejos os sean de utilidad… Y recordad: Llevar una conducción preventiva nos ayudará a protegernos de posibles incidencias en la carretera.

Feliz fin de semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

De acuerdo con lo establecido por REGLAMENTO (UE) 2016/679 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, le informamos que sus datos están incorporados en un fichero del que es titular AUTOESCUELA PITLANE con la finalidad de procesar su comentario, así como enviarle posibles comunicaciones comerciales sobre nuestros permisos de conducir.
Asimismo, le informamos de la posibilidad de ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, supresión, limitación y portabilidad de sus datos en el domicilio fiscal de AUTOESCUELA PIT LANE sito en C/ Charcón, 14. 28013 El Boalo - Madrid.
Si usted no desea recibir nuestra información, póngase en contacto con nosotros enviando un correo electrónico a la siguiente dirección: marialara@autoescuelapitlane.com.