Scroll to top

Si nos dan o damos un golpe con el coche lo primero que debemos hacer es rellenar una “Declaración amistosa de accidente de automóvil”. Este documento estándar, en gran parte de Europa, se llama “amistoso” porque hace alusión a la buena voluntad de las partes implicadas en el accidente y con él, las aseguradoras pueden valorar cómo ha sido el accidente y determinar responsabilidades e indemnizaciones.  Pero… ¿Sabéis cuándo y cómo se debe rellenar? ¿Cuántos partes hay que rellenar? ¿Qué sucede si alguna de los implicados no lo quiere firmar? ¿Hasta cuándo puedes presentarlo en tu compañía aseguradora?

El “parte amistoso” recoge datos fundamentales del siniestro: fecha, hora, lugar, vehículos que han intervenido, posible víctimas personales, apreciaciones del incidente y hasta dibujos sobre cómo sucedió el altercado.

Rellenar la declaración amistosa de accidente es fundamental para que las aseguradoras esclarezcan la responsabilidad del choque y que puedan tramitar las reparaciones necesarias.

Es recomendable escribir con letra de imprenta para eliminar malas interpretaciones.

accidente de cocheLa “declaración amistosa” se debe de rellenar justo después del suceso, controlando nuestros nervios o enfado.  Es mejor mantener la calma y rellenar un único documento que firmarán los conductores implicados, quedándose cada una con una copia que son las que presentarán a sus respectivas compañías de seguro.

Este documento se divide en tres columnas verticales, dos de color y una central blanca. La de color azul (correspondiente al vehículo A) y la amarilla (vehículo B). Cada conductor debe rellenar una columna del parte de declaración amistosa indicando su nombre, la marca de su vehículo, la matrícula, el número de póliza y la compañía aseguradora…

En el dibujo debe señalar los daños que se han producido en su coche como consecuencia del incidente y debajo escribir la zona que se ha visto afectada: parachoques, aleta delantera izquierda, retrovisor, faros…

Conviene que compruebes los datos que introduces, sobre todo los que te proporcione el contrario.

Es fundamental apuntar las matrículas de los dos coches. Gracias a ellas se puede localizar la compañía aseguradora a la que reclamar y el número de póliza. Esto es esencial sobre todo si tenemos el coche a terceros para que no tengamos que pagar los desperfectos de nuestro vehículo.

Declaración amistosa de accidenteEn la columna central (la del fondo blanco) debemos hacer costar cuál de las partes implicadas es la responsable de la colisión. Contiene hasta diecisiete posibles sucesos para intentar explicar las circunstancias por las que se produjo el golpe. Tanto el conductor A como el conductor del vehículo B deben marcar con una “X” las casillas que están a ambos lados de cada una de las opciones para determinar cómo se produjo el accidente.

Si entre las circunstancias que provocaron el accidente no hay ninguna que se ajuste a lo sucedido, debemos dejarlas en blanco y escribir lo sucedido en el apartado de “Observaciones”

Al final debemos indicar el total de cruces que intentan explicar las circunstancias que originaron el siniestro.

En el recuadro inferior se debe dibujar un croquis que explique lo sucedido de forma esquemática indicando la dirección que llevaban los vehículos, el carril y las calles por las que circulaban especificando posibles señales, semáforos, rotondas… Los puntos de impacto, etc.

El parte deben firmarlo las partes implicadas para tramitar el siniestro informáticamente y sin demoras. Tienes 7 días para enviar dicho parte, a tu compañía.

Si puedes, haz fotos del lugar del accidente y de los vehículos antes de moverlos.

La aseguradora del vehículo no responsable del siniestro enviará a un perito que evaluará y cuantificará los daños del vehículo de su asegurado. La compañía contraria, una vez acepta la culpa del siniestro, se limitará a abonar los daños del contrario.

Si no estás conforme con lo relatado por el otro conductor, no firmes nada.

Si hay testigos, intenta conseguir su nombre y teléfono.

En caso de no entendimiento o que el contrario no quiera colaborar, llama a la policía.

Si los conductores y sus aseguradoras no se ponen de acuerdo en quién es el culpable del accidente, el conflicto deberá resolver por vía judicial. El juez, cuando tenga en su poder la información y los testimonios de las partes implicadas tomará una decisión que las compañías han de acatar.

Si el siniestro no está claro, porque ambas partes defienden su inocencia, será el juez quien dictamine la sentencia.

Esperamos que nunca tengas que hacer uso de estas recomendaciones.

Feliz fin de semana.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

De acuerdo con lo establecido por REGLAMENTO (UE) 2016/679 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, le informamos que sus datos están incorporados en un fichero del que es titular AUTOESCUELA PITLANE con la finalidad de procesar su comentario, así como enviarle posibles comunicaciones comerciales sobre nuestros permisos de conducir.
Asimismo, le informamos de la posibilidad de ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, supresión, limitación y portabilidad de sus datos en el domicilio fiscal de AUTOESCUELA PIT LANE sito en C/ Charcón, 14. 28013 El Boalo - Madrid.
Si usted no desea recibir nuestra información, póngase en contacto con nosotros enviando un correo electrónico a la siguiente dirección: marialara@autoescuelapitlane.com.