Scroll to top

Una de las cosas que más suele costar en las primeras clases de conducir es el cambio de marchas. Es frecuente que nos cueste cambiar de primera a segunda, que no sepamos qué velocidad es la que está metida o que metamos la quinta al querer meter la tercera.

Estar pendientes de las revoluciones para coordinar los movimientos del pedal del acelerador, el pedal del embrague y el movimiento de la palanca de cambio, genera un poco estrés, que con la práctica se va superando. Eso sí, hay que conocer muy bien la teoría.

Hoy os vamos a dar las claves para hacer cambios de marcha suaves, progresivos y correctos, porque pisar el embrague de forma incorrecta o realizar un cambio de marcha brusco, en el examen práctico de conducir, es motivo de falta leve.

Lo primero, lo que siempre recomendamos al empezar a conducir, es circular al mínimo de revoluciones posible que permita la marcha y que sea coherente con la seguridad del tráfico, los límites y las condiciones de la carretera por la que vayamos.
Circular así nos va a permitir llevar una conducción eficiente y cuidar la caja de cambios.

El cambio de marcha debe realizarse dependiendo del coche que conduzcamos y de la velocidad que llevemos.

Nuestros coches de autoescuela son diésel y el cambio de marcha debe hacerse entre las 1.500-2.000 RPM. Pero si conducimos un coche de gasolina debemos esperar a que las revoluciones por minuto estén entre las 2.000 y las 2.500.

Las revoluciones del motor nos indican el número de vueltas que da el motor en un minuto.

Al acelerar suben las revoluciones del motor y al mismo tiempo la velocidad. En función de la marcha que tengamos puesta, la velocidad variará con las revoluciones. Esto es: con las mismas revoluciones en una marcha mayor, llevaremos más velocidad.

Nuestros coches de prácticas tienen 5 marchas; desde la primera a la tercera son marchas cortas, son las que tienen más fuerza pero menor velocidad.
Las marchas largas son la cuarta, la quinta y la sexta (en el caso de tener un coche con seis velocidades).

La primera marcha, la más corta de todas, es la que transmite a nuestro coche una fuerza mayor. Una vez metida la primera, el proceso de aceleración debe ser lo más suave posible. Después de dos o tres segundos o de haber recorrido unos 5 o 6 metros debemos cambiar a segunda marcha.

No mires la palanca de cambios para cambiar la marcha.

Recuerda: Antes de subir de marcha hay que aumentar la velocidad de nuestro vehículo pisando el pedal del acelerador progresivamente. Cuando hemos conseguido las revoluciones necesarias levantamos el pie del acelerador y pisamos el embrague a fondo para mover con suavidad la palanca de cambios de la segunda a la tercera. Después levanta despacio el pie del embrague.

Muy importante: no dejes el pie encima del embrague; apóyalo en el reposapiés a tu izquierda, para no pisarlo sin querer.

Si tienes que parar en un semáforo, para reducir la velocidad pisa un poco el pedal de freno, después el embrague y sigue frenando reduciendo las marchas hasta dejar el coche parado. Reduce de marcha pasando de una velocidad a la siguiente y frenando. No es recomendable pasar  de tercera a primera.

Al ir reduciendo las marchas apoyamos el proceso de frenado, debido a que la presión ejercida por la caja de cambios es superior a la de la inercia acumulada por el motor.

El momento de cambiar de marcha será diferente si estamos circulando en bajada, en plano o en subida. Pero eso ya os lo contamos la semana que viene.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

De acuerdo con lo establecido por REGLAMENTO (UE) 2016/679 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, le informamos que sus datos están incorporados en un fichero del que es titular AUTOESCUELA PITLANE con la finalidad de procesar su comentario, así como enviarle posibles comunicaciones comerciales sobre nuestros permisos de conducir.
Asimismo, le informamos de la posibilidad de ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, supresión, limitación y portabilidad de sus datos en el domicilio fiscal de AUTOESCUELA PIT LANE sito en C/ Charcón, 14. 28013 El Boalo - Madrid.
Si usted no desea recibir nuestra información, póngase en contacto con nosotros enviando un correo electrónico a la siguiente dirección: marialara@autoescuelapitlane.com.