Scroll to top

Si la semana pasada os contamos cómo cambiar de marcha en plano, esta semana os vamos a hablar del cambio de marcha en subida y la semana que viene os contaremos cómo cambiar marchas en bajada.

Una de las cosas que más suelen costarnos al empezar a conducir son los cambios de marcha en carreteras urbanas con pendientes pronunciadas en las que hay que circular a baja velocidad o en carreteras montañosas con cambios de rasantes, curvas, cruces, ciclistas e incluso, peatones.

En carreteras con velocidades máximas por debajo de los 50 km/hora, debemos circular en segunda o en tercera para que el motor tenga la fuerza suficiente para no calarse y para que, en caso de necesidad – en cambios de rasante o en vías con trazados sinuosos en los que no podemos ver las curvas con antelación- éste pueda actuar de freno.

Debes estar pendiente de las RPM y del ruido del motor para evitar que el motor se ahogue por llevar una marcha inadecuada.

Si ves que las revoluciones se van reduciendo y el coche pierde velocidad aunque pises el acelerador, antes de que el motor se empiece a ahogar, cambia de marcha a una marcha más corta para que la unidad de propulsión sea capaz de desarrollar la potencia suficiente para circular a la velocidad deseada.

Aunque depende de la cilindrada del motor de nuestro coche, por lo general, a modo de referencia: en vías con pendientes, los motores diésel no deberían circular por debajo de las 1000 RPM y los gasolina, no deberían ir por debajo de las 1500 RPM.

Si se nos para el coche cuesta arriba o si tenemos que parar en un paso de cebra, stop o semáforo y no tenemos mucha práctica o la pendiente es “muy cuesta arriba”, lo primero es mantener la calma.

Con el freno de mano puesto, pisamos el pedal del embrague y arrancamos el motor. Después pisamos el acelerador con el pie izquierdo en el embrague para aumentar las RPM y cuando notamos el rozamiento con el cigüeñal y cómo la fuerza del motor se transmite a las ruedas. vamos bajando la palanca del freno de mano, mientras quitamos poco a poco el pie del embrague.

Si la pendiente no es muy pronunciada seguramente no tengamos que pisar el acelerador antes de bajar el freno de mano.

Hasta aquí la teoría. Procura recordarla en tus clases prácticas y seguro que aprendes a cambiar las marchas más rápido de lo que piensas.

Si ya tienes carné de conducir pero es una maniobra que no has practicado y no controlas, ven a nuestra autoescuela Pit Lane en El Boalo y solicítanos una clase práctica en la que te enseñaremos los cambios de marcha en subida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

De acuerdo con lo establecido por REGLAMENTO (UE) 2016/679 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, le informamos que sus datos están incorporados en un fichero del que es titular AUTOESCUELA PITLANE con la finalidad de procesar su comentario, así como enviarle posibles comunicaciones comerciales sobre nuestros permisos de conducir.
Asimismo, le informamos de la posibilidad de ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, supresión, limitación y portabilidad de sus datos en el domicilio fiscal de AUTOESCUELA PIT LANE sito en C/ Charcón, 14. 28013 El Boalo - Madrid.
Si usted no desea recibir nuestra información, póngase en contacto con nosotros enviando un correo electrónico a la siguiente dirección: marialara@autoescuelapitlane.com.