Scroll to top

Al circular por las carreteras de la Sierra de Guadarrama es frecuente encontrarnos con animales salvajes o ganado cruzando o invadiendo la vía. ¿Cómo debemos actuar? ¿Qué hacer si atropellamos a uno? ¿Cuál es nuestra responsabilidad?

Ante las señales que advierten de la posible presencia de animales, lo primero es circular a una velocidad moderada, observando con atención la carretera y sus laterales.

Según cifras de la Dirección General de Tráfico, en el 2017 más de veinte mil accidentes de tráfico fueron provocados por animales salvajes. Los corzos, los jabalís y los perros son los animales potencialmente más peligrosos por la frecuencia en provocar accidentes.

Si cuando circulamos se nos cruza un animal salvaje (como un zorro, un conejo, un ciervo…) seguramente que nuestra reacción sea intentar esquivarlo. Pero muchas veces esta maniobra puede resultar más peligrosa que el atropello en sí. Sólo es recomendable, cuando no ponemos en peligro nuestra seguridad o la del resto de usuarios de la vía o si se trata de un animal de elevado peso o tamaño como una vaca, un mulo o una gacela, ya que el impacto a más de 50 o 60km/h podría ser mortal para nosotros.

Tampoco es recomendable tocar el claxon, ya que el animal se podría asustar y reaccionar cambiando la dirección inesperadamente y poniendo en peligro a otros conductores.

Si circulamos por la noche con las luces largas y descubrimos a un animal, debemos cambiar a la luz de cruce para evitar deslumbramientos y que el animal quede paralizado en la calzada.

También debemos fijarnos que tras él no vayan más miembros de su manada.

Si nos encontramos con un animal de grandes dimensiones como una vaca y no se aparta, tras esperar un rato, lo adecuado sería llamar a los servicios de emergencia.

Según la normativa, no se puede dejar sólo al ganado sin custodia, con sanciones que van desde una multa de más de 90€, hasta 15 años de cárcel, en el caso de que se produzca un accidente con muertos y la situación sea reiterada.

Si finalmente se produce el atropello, lo primero es aminorar la marcha sujetando firmemente el volante para evitar colisionar contra algún elemento de la vía. Poner las luces de emergencia e intentar parar el coche en un sitio seguro, ponernos el chaleco reflectante y salir de nuestro vehículo.

A continuación, señalizaremos la zona del accidente con los triángulos y avisaremos a la Guardia Civil para que elabore un informe de atestado.

Si el cuerpo del animal obstaculiza y pone en peligro al resto de conductores, debemos intentar llevarlo al arcén. Si se produjera otro accidente podría suponernos una sanción de hasta 200€.

La culpabilidad de un atropello en cotos privados de caza será del conductor, salvo que el accidente se produzca como consecuencia directa de la acción de la caza o si el vallado estuviera defectuoso o no existiera señalización de animales salvajes, en ambos casos, el responsable siempre será el titular de la vía pública (el propietario del coto o de la administración pública encargada de la carretera).

Nuestro seguro, si lo tenemos a todo riesgo, deberá cubrir los gastos de los daños de nuestro coche y los que podamos originar a otros vehículos y elementos de la carretera por culpa de la colisión.

Si el animal que ha invadido la calzada es un animal doméstico, el dueño será sancionado con una multa administrativa y según el tipo de responsabilidad con sanciones penales.

 Responsabilidad del atropello

 

Nuestra recomendación es llevar una conducción preventiva basada en la visión lejana y panorámica, la concentración y la anticipación, puede ayudarnos en esos pocos segundos en los que podemos jugarnos la vida.

Si tenéis alguna pregunta al respecto no dudéis en pasar por nuestra autoescuela Pit Lane en El Boalo o preguntarnos a través de nuestra web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

De acuerdo con lo establecido por REGLAMENTO (UE) 2016/679 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, le informamos que sus datos están incorporados en un fichero del que es titular AUTOESCUELA PITLANE con la finalidad de procesar su comentario, así como enviarle posibles comunicaciones comerciales sobre nuestros permisos de conducir.
Asimismo, le informamos de la posibilidad de ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, supresión, limitación y portabilidad de sus datos en el domicilio fiscal de AUTOESCUELA PIT LANE sito en C/ Charcón, 14. 28013 El Boalo - Madrid.
Si usted no desea recibir nuestra información, póngase en contacto con nosotros enviando un correo electrónico a la siguiente dirección: marialara@autoescuelapitlane.com.